Poner fin al sida para el 2030

A semanas de la Reunión de alto nivel en las Naciones Unidas sobre el sida, el Secretario General ha publicado un nuevo informe con recomendaciones.

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, advirtió que a pesar de las intensas acciones y los avances logrados contra el VIH en algunos lugares y grupos de población, las epidemias del VIH continúan expandiéndose en otros y emitió un conjunto de 10 recomendaciones clave. Si las siguen todos los países , esto pondrá fin a la pandemia del SIDA como una amenaza para la salud pública para 2030 como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En un nuevo informe, Abordar las desigualdades y retomar el camino para acabar con el sida para 2030, el Secretario General de las Naciones Unidas insta al mundo a abordar las desigualdades que están frenando el progreso.

“Es imperativo salir de un ciclo cada vez más costoso e insostenible de lograr algunos avances contra el VIH, pero en última instancia no lo suficiente para poner fin a la pandemia”, dijo el Sr. Guterres en el informe. “Las desigualdades son la razón clave por la que no se cumplieron los objetivos globales de 2020. Al poner fin a las desigualdades, se pueden lograr resultados transformadores para las personas que viven con el VIH, las comunidades y los países ".

Los objetivos globales establecidos en la Declaración Política de la Asamblea General sobre la erradicación del sida de 2016 no se cumplieron con creces, lo que permitió que la pandemia del sida creciera en muchas regiones y países. Las asombrosas 1,7 millones de nuevas infecciones por el VIH que ocurrieron en 2019 son más de tres veces más altas que el objetivo para 2020 de menos de 500000 nuevas infecciones. Además, las 690 000 muertes relacionadas con el sida en 2019 superan con creces el objetivo de 2020 de reducir las muertes a menos de 500 000 al año.

“Acabar con el sida como una amenaza para la salud pública para 2030 todavía está al alcance; muchos países están demostrando que es posible avanzar rápidamente contra el VIH cuando se adoptan estrategias basadas en pruebas y enfoques basados ​​en los derechos humanos”, dijo la directora ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima. "Pero se requiere un liderazgo político audaz para desafiar y abordar las injusticias y desigualdades sociales que continúan haciendo que ciertos grupos de personas y comunidades enteras sean altamente vulnerables a la infección por el VIH".

El informe señala que COVID-19 ha causado retrocesos adicionales. El Secretario General de las Naciones Unidas advirtió que COVID-19 no es una excusa para no cumplir con los objetivos del sida, sino más bien una severa advertencia a los países de que ya no pueden permitirse invertir insuficientemente en la preparación y las respuestas ante una pandemia.

Al mismo tiempo, la pandemia de COVID-19 ha subrayado los muchos beneficios indirectos de las inversiones en VIH en salud y desarrollo. La prestación de servicios liderada por la comunidad, iniciada por la respuesta al VIH, está ayudando a superar los extraordinarios impedimentos creados por COVID-19.

El conjunto de 10 recomendaciones para que el mundo vuelva a la normalidad incluye: abordar las desigualdades y llegar a todas las personas que viven con o en riesgo de infección por el VIH para reducir las nuevas infecciones anuales por el VIH a menos de 370 000 y las muertes anuales relacionadas con el sida a menos de 250 000 para 2025; priorizar la prevención del VIH para garantizar que el 95% de las personas en riesgo de infección por el VIH tengan acceso a opciones efectivas de prevención del VIH para 2025; y la eliminación de nuevas infecciones por el VIH entre los niños.

Las diez recomendaciones del informe del Secretario General de las Naciones Unidas:

1. Reducir y poner fin a las desigualdades agudas y entrecruzadas que obstaculizan el progreso hacia la erradicación del sida.

2. Dar prioridad a la prevención del VIH y garantizar que el 95% de las personas en riesgo de contraer la infección por el VIH tengan acceso y utilicen opciones de prevención combinadas adecuadas, priorizadas, centradas en la persona y eficaces para 2025.

3. Cerrar las brechas en las pruebas, el tratamiento y la supresión viral del VIH que están limitando el impacto de las respuestas al VIH y lograr para 2025 los objetivos de pruebas y tratamiento 95–95–95 en todas las subpoblaciones, grupos de edad y entornos geográficos, incluidos los niños que viven con el VIH.

4. Eliminar la transmisión vertical del VIH y acabar con el SIDA pediátrico.

5. Poner la igualdad de género y los derechos humanos de las mujeres y las niñas en toda su diversidad al frente de los esfuerzos para mitigar el riesgo y el impacto del VIH.

6. Implementar el principio GIPA (Mayor participación de las personas que viven con el VIH / SIDA) y empoderar a las comunidades de personas que viven con el VIH, las mujeres, los adolescentes y los jóvenes y las poblaciones clave para que desempeñen sus funciones fundamentales de respuesta al VIH.

7. Respetar, proteger y cumplir los derechos humanos de las personas que viven con el VIH, que están en riesgo de contraerlo o que están afectadas por él, y garantizar que para 2025 menos del 10% de las personas que viven con el VIH y las poblaciones clave experimenten estigma y discriminación.

8. Mejorar la solidaridad mundial para cerrar la brecha de recursos de respuesta al VIH y aumentar las inversiones anuales en VIH en países de ingresos bajos y medianos a US $ 29 mil millones para 2025.

9. Acelerar el progreso hacia la cobertura universal de salud y sistemas sólidos de atención primaria de salud, avanzar mejor y de manera más justa a partir del COVID-19 y las crisis humanitarias, y fortalecer la seguridad sanitaria mundial y la preparación para pandemias futuras.

10. Aprovechar los 25 años de experiencia, conocimientos especializados y mandato del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH / SIDA (ONUSIDA) en la construcción de acciones de colaboración multisectoriales, de múltiples partes interesadas y basadas en los derechos para poner fin al SIDA y lograr la salud para todos como bien público mundial. .

Escrito por
Autor
Christian Sánchez
Oficial Nacional de Información
CINU
Christian Sanchez
Entidades de la ONU involucradas en esta iniciativa
ONUSIDA
Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida