ACNUR expresa preocupación por discriminación hacia refugiados y migrantes

Desde ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, rechazamos todo acto de discriminación y sus formas conexas de intolerancia. Las agresiones verbales contra un repartidor venezolano de una empresa de delivery por parte de un cliente atentan contra la dignidad de la persona.

La discriminación y xenofobia son actos que deterioran la cohesión social, limitan el desarrollo socioeconómico y pueden resultar en violencia. Según el monitoreo de protección de ACNUR, más de 60 por ciento de personas venezolanas en Perú se han sentido discriminadas. Sin embargo, también debemos destacar que 70 por ciento de los peruanos cree que se les debe apoyar en su proceso de adaptación, según datos de una encuesta de IPSOS.

Las razones subyacentes a las tendencias discriminatorias y la intolerancia incluyen los temores a lo desconocido, las preocupaciones relacionadas con el acceso al empleo, y la desafortunada asociación entre movilidad e inseguridad. No obstante, según un estudio del Banco Mundial, estas preocupaciones quedan infundadas, ya que a finales de 2019 sólo un 10 por ciento de personas venezolanas tenía un contrato laboral –en comparación con el 60 por ciento de la población peruana– y ganaban casi 40 por ciento menos por hora. Además, la discriminación en el acceso al empleo a menudo conlleva a situaciones de explotación laboral. Vale mencionar que los estudios muestran que la población venezolana ha colaborado en el crecimiento del PBI, tanto por los gastos de consumo como por el aumento de la fuerza laboral.

Las personas venezolanas también han afirmado en un 60 por ciento, que se han sentido bien recibidos, según el monitoreo de ACNUR. Esto es importante, puesto que el impacto socioemocional de huir de su país y su familia suele ser muy fuerte y un acto de amabilidad es a veces lo que necesitan para tener la fuerza de seguir adelante.

La Declaración de Principios sobre la Tolerancia, afirma que “La tolerancia consiste en el respeto, la aceptación y el aprecio de la rica diversidad de las culturas de nuestro mundo, de nuestras formas de expresión y medios de ser humanos. La fomentan el conocimiento, la actitud de apertura, la comunicación y la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión”.

Así, la tolerancia consiste en la armonía en la diferencia, y no sólo es un deber moral, sino además una exigencia política y jurídica que como ciudadanos debemos respetar y ejercer.

Esfuerzos como la campaña #SolidaridadAzul del club Alianza Lima y ACNUR en Perú impulsan el respeto y buscan prevenir el discurso de odio y luchar contra los estereotipos dentro y fuera de la cancha para apoyar la integración de personas refugiadas y migrantes en el país en beneficio de quienes llegan y del país que los ha acogido.

Esta Pandemia nos ha mostrado que debemos estar más unidos que nunca como sociedad, incluir y respetar, y que combatir toda forma de violencia como la discriminación es responsabilidad de todos, Agencias de la ONU, las instituciones del estado y la sociedad en su conjunto.

Contactos de prensa
Entidades de la ONU involucradas en esta iniciativa
ACNUR
Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados