USD 23,9 millones del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola para Amazonas, Ancash, Cajamarca, Lima y San Martín

Nuevo proyecto financiado por el FIDA ayudará a los agricultores familiares a aumentar la productividad y recuperarse del impacto de la COVID-19

Roma, 2 de julio de 2020 - El Gobierno del Perú y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), la agencia de las Naciones Unidas para el desarrollo rural, firmaron hoy un acuerdo de financiamiento para implementar un nuevo proyecto destinado a ayudar a las y los agricultores familiares a aumentar su competitividad y resiliencia y recuperarse del impacto de la COVID-19.

El Proyecto Mejoramiento y Ampliación de los Servicios Públicos para el Desarrollo Productivo Local en los Ámbitos de la Sierra y Selva del Perú (Avanzar Rural) se desarrollará a lo largo de los próximos cinco años y es una de las prioridades del Plan de Recuperación Nacional Post-COVID 19 del Perú. Su objetivo es mejorar la capacidad productiva de las y los agricultores familiares y su acceso a los mercados en 101 distritos de los departamentos de Amazonas, Ancash, Cajamarca, Lima y San Martín.

Avanzar Rural supondrá una inversión de USD 71,4 millones, incluyendo USD 23,9 millones de fondos FIDA, USD 41,1 millones aportados por el Gobierno del Perú y una contribución de los beneficiarios de USD 6,3 millones. El Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI) implementará Avanzar Rural a través de su programa AGRORURAL.

El objetivo principal del proyecto es desarrollar la competitividad y la resiliencia al cambio climático de las y los agricultores familiares, prestando especial atención a mujeres y jóvenes, sectores históricamente poco escuchados a la hora de tomar decisiones económicas en las comunidades rurales. Otro objetivo importante será difundir el uso de tecnologías de bajo costo y eficacia probada para impulsar la productividad, acceder a los mercados y mitigar el cambio climático.

“Este proyecto no puede ser más oportuno. El acceso de las y los agricultores familiares a los mercados se ha visto gravemente dañado por las restricciones al movimiento impuestas para enfrentar la pandemia. Ahora más que nunca debemos invertir en restaurar y mejorar las cadenas de suministro de alimentos si no queremos correr el riesgo de que una crisis sanitaria se convierta en una crisis alimentaria y humanitaria”, dijo Rossana Polastri, Directora del FIDA para América Latina y el Caribe.

La alta funcionaria del FIDA explicó que la única forma de combatir los trágicos efectos de los grandes shocks como el brote de COVID-19 es promover la resiliencia y que ningún país puede ser resiliente sin contar con la contribución esencial de las y los agricultores familiares a la hora de garantizar la seguridad alimentaria. El proyecto se inspira en los logros del Proyecto Sierra y Selva Alta (PSSA). Esta iniciativa de desarrollo rural financió, hasta su clausura el pasado mes de diciembre, 1.167 planes de negocio en 85 distritos de Amazonas, Cajamarca, Lima y San Martín, consiguiendo duplicar el ingreso medio de las 40.000 familias que se beneficiaron de él.

El PSSA y otros proyectos financiados anteriormente por el FIDA en el Perú han demostrado que, con el apoyo adecuado, las y los agricultores familiares pueden multiplicar su rendimiento productivo, obtener acceso a los mercados y garantizar la sostenibilidad a largo plazo de sus emprendimientos. Avanzar Rural Beneficiará a 17.400 pequeñas y pequeños productores agrícolas organizados en cooperativas y asociaciones de productores y sus familias, lo que representa un número total de 57.420 beneficiarios directos. El proyecto incrementará la capacidad de los gobiernos locales y regionales para trabajar en desarrollo rural, contribuyendo a la planificación territorial y la creación y fortalecimiento de corredores comerciales y económicos que permitirán a las y los agricultores familiares vender sus productos no solo en pequeños mercados locales, sino también a mayor escala.

Hasta el brote de COVID-19, Perú tenía una de las economías más dinámicas de América Latina y el Caribe. Entre 2000 y 2017, su PIB creció a una tasa promedio anual de 3,1%. El ingreso per cápita casi se triplicó en ese período, llegando a USD 5.960. El crecimiento económico fue acompañado por políticas sociales que consiguieron una significativa reducción de la pobreza. “Tenemos que evitar que esos avances económicos y sociales desaparezcan debido al impacto de la pandemia”, dijo Polastri.

Nota para los editores: Desde 1980 y con anterioridad a Avanzar Rural, el FIDA ha financiado 10 proyectos de desarrollo rural en el Perú que han supuesto una inversión de USD 356,9 millones (USD 170,4 millones de fondos FIDA). Estos proyectos han mejorado la vida de 187.000 familias de las zonas rurales más pobres del Perú. El FIDA apoya actualmente otro gran programa de desarrollo en Perú, el Proyecto de Desarrollo Territorial Sostenible (PDTS), que supone una inversión de USD 74,51 millones. También es responsable, junto con el Ministerio del Medio Ambiente (MINAM), de una donación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), el proyecto FIDA-MERESE. Esta innovadora iniciativa de desarrollo ha establecido un mecanismo de pago por servicios medioambientales en dos de las principales cuencas hidrográficas del país.

Para obtener más información sobre las operaciones del FIDA en Perú, puede hacer clic aquí y también contactar a: Juan Ignacio Cortés Consultor de Comunicación para América Latina y el Caribe Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola - FIDA Email: j.cortescarrasbal@ifad.org Tel.: +34 680 22 05 66

Entidades de la ONU involucradas en esta iniciativa
FIDA
Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola